miércoles, 3 de diciembre de 2008

¿En qué se parece la BAUHAUS a JAMES BOND?




El pasado mes de febrero presentamos, brindando con espectaculares gintonics (¿se escribe así?) cortesía de Bombay Shappire, en el Palacio de Altamira de Madrid, una Art&Fashion collection a la que llamamos Dress for success porque consiste en que artistas de diferentes disciplinas visten e intervienen, cada cual con un mensaje y técnica propios de su oficio, piezas de de diseño industrial. Esta colección ha generado polémica, incluso mi propio padre a veces dudaba de que a los arquitectos e interioristas profesionales le interesaran este tipo de especulaciones por parte de personas de ramas ajenas a la arquitectura o el diseño industrial.

Por mi parte, he de confesar con absoluta sinceridad, esto es un blog, y puedo desnudar mi alma porque no es ningún comunicado oficial corporativo, que esta iniciativa se me ocurrió por una experiencia personal propia de carácter más bien psicológico y antropológico que no arquitectónico o “marketiniano” como ha podido parecer. Desde mi subjetividad, y en mi vida personal, me entusiasma la interrelación con personas que piensan de manera diferente a mí. Porque el “roce” de ideas o pareceres genera “chispas” y hace que la interrelación sea mucho más curiosa e interesante. Por experiencia reconozco que me aburro cuando todos pensamos igual y vemos las cosas con idéntica perspectiva. Es un auténtico aburrimiento. Muy al contrario, la vida y las cosas, las experiencias adquieren luz y color cuando otras personas lo enriquecen con otros puntos de vista, tanto en fondo como en forma. Por tanto, pensé, si a nivel personal me pasa esto a nivel profesional no será menos… Y por eso empecé a contactar con pintores, diseñadores de moda, estudios de comunicación… Personas que con un lenguaje propio y un know how alejado de nuestro campo de acción habitual podían, por qué no, trabajar sobre la epidermis de productos que ya existen en nuestra colección estándar de Concepta Barcelona, productos realizados por arquitectos, diseñadores industriales o interioristas. La guinda la puso mi padre cuando concretó aún más y sentenció que su intervención debía ser NO un simple tapizado, si no un trabajo con cuerpo y mensaje sobre la piel de la pieza. El resultado no ha sido menos polémico y todavía no vamos ni por “la introducción”. En mi afán por fundamentar esta filosofía, un buen día investigando en la Enciclopedia sobre la palabra “Bauhaus”. Cuán grata fue mi sorpresa al descubrir que sus principios se pueden relacionar a los de mi experiencia subjetiva personal y profesional. Ahora, cuando alguien interpreta nuestra acción como una operación de marketing barata, puedo contestar con enciclopedia en mano y L. Mies Van der Rohe volando.

Aunque no me gusta que todos pensemos igual, hay verdades históricas universalmente aceptadas y reconocidas como que el Bauhaus fue el embrión del diseño y la arquitectura contemporáneos (si me equivoco por favor corregirme que puede ser, eh? ) Quiero revisar aquí frases de la enciclopedia:

“El B. fue una escuela de diseño industrial, arquitectura y artesanía fundada por Walter Gropius en Weimar, Alemania, en 1919, como resultado de la fusión de la escuela de Bellas Artes y la Kunstgewerbe o escuela de artesanía. (…) En 1928, Gropius deja la dirección de la escuela. Le suceden Hannes Mayer y, luego, Mies Van der Rohe. Los nazis cerraron el B. en 1933 (vaya cortada de rollo, eh? Esto lo digo yo y no la enciclopedia, ejem, sigamos…) La innovación pedagógica básica del B. radicó en incorporar los métodos artesanales al aprendizaje de las Bellas Artes. Se siguió el principio de “aprender haciendo” en lugar de aprender leyendo o escuchando.
(…)
Los mejores artistas y arquitectos de la época se interesaron por el B. y fueron profesores de la escuela, donde desarrollaron toda una serie de experiencias fundamentales para la historia del Arte Moderno como fueron: el arte abstracto, la teoría óptica del color, la renovación del teatro, del Ballet y de casi todas las artes.”


Después de revisar la filosofía y principios del Bauhaus contigo, ¿crees que podemos decir que esta nueva vía de investigación que estamos adoptando puede considerarse que tiene un fondo parecido…? Desde mi punto de vista creo que sí, anyway, lo que se puede decir sin lugar a dudas es que estamos arriesgando, estamos especulando, estamos creando sinergias con artistas de otras disciplinas, estamos creando polémica, estamos interaccionando, interrelacionándonos con un auténtico y desinhibido open mind…y eso, tanto a nivel personal, antropológico como profesional, provoca innovación, aportación, aire fresco. Para acabar voy a acabar citando a un personaje histórico del séptimo arte, James Bond, personaje que hace unos años odiaba por gilipollas, hasta que…llegó un buen día, hace no más de dos veranos, escuchando a un amigo hablar con profundísima veneración sobre el personaje de James Bond, en las carpas de Calella de Palafrugell, comprendí que… o empezaba a comprender a James Bond, o nunca entendería a los hombres porque todos, absolutamente todos, aunque no compartáis sus principios ni sus valores morales, adoráis este personaje ¡no lo podéis remediar! Así pues, empecé a ver otra vez desde un punto de vista quasi científico todas las películas del Agente 007 pero con afán de aprender y comprender el género masculino que tanto me gusta, y no entiendo porqué. No os voy a contar todas las cosas que he ido aprendiendo porque daría para otra entrada pero os dejo con una frase suya que la verdad, me aplico bastante en mi día a día…¿preparados? Bueno, pues como dice Bond…James Bond: “En el riesgo está el placer”. (¿Lo has pillado o no? La relación digo…)

5 comentarios:

March dijo...

:)

migi dijo...

may, un placer "leerte".

migi dijo...

podria hacer una disertación sobre la Bauhaus pero creo que todos estamos de acuerdo en cuanto ha influido e influenciado esta escuela a toda persona "HEDONISTA" independientemente del trabajo que haga o el oficio al que se dedique.
creo que no me equivoco cuando pienso que a todos, absolutamente a todos nos gustaría tener en nuestras casas, oficinas, despachos o lugares en los que trabajamos una o más piezas de uno u otro de estos magnificos diseñadores, "creadores" diría yo!
en cuánto a JAMES BOND se refiere nadie mejor que SEAN CONNERY ha sabido dar vida al tan carismatico protagonista de los libros de IAN FLEMING, el agente 007 con licencia para matar.
y esto me lleva a una reflexión:
creo sinceramente que en este mundo hay tres tipos de hombres; los JAMES BOND de verdad, y de estos hay cinco y contados, los que se creen JAMES BOND y van de eso, y los que únicamente son JAMES BOND (léase a la española), estos abundan pero siendo justas y benevolas deberiamos preferir estos últimos a los anteriores ya que no quieren parecer lo que no son y no van de nada.
así pues, los hombre a los que quiero y admiro son los AUTENTICOS. los que son como son, los que son capaces de demostrar defectos y debilidades, los que nos necesitan y los que nos apoyan.
y sobre estos hombre no necesito decir más, TODAS sabemos lo maraillosos que son.

jose luis dijo...

Puede que haya varones que se sientan profundamente identificados con el prototipo cinematográfico de James Bond, sin embargo dicho hechizo de prepotencia puede llegar a romperse en el momento en el que nuestros héroes cotidianos traten de correr una carrera, saltar una valla, o conquistar a una chica tal y como lo hace James. No digamos si la chica corre más que el pretendido “James Bond” o si el susodicho en cuestión destroza una valla por intentar saltarla delante de ella.
Hay por otro lado quien prefiere emular a Rambo o a Swelzeneger, lo cual requiere de una mayor inversión en horas de gimnasio y de un presupuesto en proteínas y anabolizantes. Parece, por otro lado, incuestionable que el estilo elegante de Travolta va perdiendo adeptos con el tiempo y, por razones de oportunidad y de espacio, no se hablará aquí de otro importante paradigma del género masculino que tuvo gran impacto en su época: el de Rodolfo Valentino. Para más información consúltese algún prontuario de psicología antropológica.
Volviendo al tema semántico en cuestión, recordemos que no es la construcción retórica en sí lo que debe preocuparnos, sino toda la carga semiótica que conforma la propia esencia del mensaje. “En el riesgo está el placer” o puede que esté en otro sitio. Quí lo sá. ¿Se equivocaba entonces James Bond? ¿Es James Bond realmente un mamurcio vanidoso y pedante? Si tomamos como referencia la conocida definición de Forrest Gump (“Mi madre dice que tonto es aquel que dice tonterías”) no cabe duda que James Bond es un auténtico merluzo. Pero cuidado, puesto que nadie se libra de decir alguna inconveniencia a lo largo de su devenir cotidiano. Por lo tanto, atribuir a Forrest Gump la potestad de catedrático ilustre puede llegar a convertirse entonces en un acto de puro masoquismo, lo cual no aportará ninguna luz al problema que nos ocupa en estos momentos. Profundizando un poco más, podríamos intentar encontrar un referente en cuanto a la antropología femenina, es decir un prototipo de hembra en el que cualquier mujer pudiera verse reflejada. Algunos candidatos podrían ser:
a) Sisí emperatriz
b) La mujer de Rojo
c) Gilda
d) etc….
Pero, dado que ninguno de los nombres referenciados anteriormente resulta ser suficientemente convincente, parece prudente abandonar nuestro intento ya que, al fin y al cabo, el riego de entrar en un círculo vicioso eclipsaría el placer de seguir investigando el asunto que nos ocupa.
Revisando todo lo dicho hasta el momento, sería absolutamente irreverente hablar aquí de la Bauhaus y es por ello que remitimos al lector ávido de conocimiento al diccionario de May Jané , con lo cual evitaremos cualquier posible conato de subjetividad.
Sea como sea, el autor de estos comentarios los envía con la esperanza de que nada de lo dicho pueda ser utilizado en su contra.

Firmado: James

Jordi dijo...

La oferta de Bond está en el mismo lugar que en el placer de May al gustarle mucho los hombres...además es un poco femenino inescrutable de el Bondi, atrapa. 'Vive la diference'. A mi también me gustan las mujeres por un tubo ya se me nota. La alternativa en mujer al Bond como mito y és la M? Monroe.

Bauhaus y Bond solo se parecen en la B, Bond es carnal y la B. es materia, solo conozco a un tipo capaz de combinar las dos cosas.

Por supuesto Jané...May Jané, haces bien en arriesgarte...me llamas si tienes dudas en alguna bifurcación, ehem. Arrivederci Jané glamour, y sigue porque quien tiene boca se 'equivoca', el que no, se queda en casa mirando la tele! Felicidades Mujer Araña